1.3.15

seconds of Melbourne











Hoy me mudé con dos abejitas locas a nuestro nuevo hogar en Seúl. No puedo dejar de mirar el ventanal que ilumina hasta el último centímetro (tampoco son muchos;) del apartamento. Siempre con las cortinas abiertas. Con una infinita colmena de rascacielos y ventanitas encendidas enfrente observándonos. No me importa pero que entre, que entre la luz. Y si nos quieren ver vivir el tiempo de nuestras vidas que nos vean y disfruten. 

Descargué las fotos y vi de golpe todo lo que ha pasado en un par de meses. No sabría por dónde empezar a contaros así que simplemente subí unas pocas capturas del móvil sin calidad quizá para vosotros pero que hacen que respire más despacio. Son solo los primeros días de un viaje que me cambiaría por dentro entera. 

Un besito de buenas noches en horario coreano, mañana empiezan las clases!

Paula

14.2.15

Freedom

Nos tumbamos en la playa para descansar y tomar los últimos rayos de sol. No planeábamos hacer fotos, pero esa esquina llena de luz, el sonido del agua, las plantas que cambiaban de color con el viento y la arena nos hicieron sentir tanto ese momento que fue imposible no captarlo para siempre. 
Y creo que estos son las fotos y los posts más bonitos. 
El vestido sin planchar y el pelo revuelto. Esas somos nosotras. 

5.2.15

Chiang Mai. Day and night


Llega la noche y nos hipnotiza.
Las velas hacer vibrar a Chiang Mai y nosotras recorremos los templos en silencio dejándonos llevar. Maravilladas, abrumadas.
Todo parece una conspiración. Las imperfecciones son perfectas y perdemos la noción del tiempo. La luna nos recuerda que podemos estar tranquilas y nos acuna. 

29.1.15

Chiang Mai. Day 1


Después de una larga noche viajando en bus, llegamos a Chiang Mai. Y como a las siete de la mañana no se apiadan de dos animalitas soñolientas que quieren hacer el checking temprano, fuimos medio sonánbulas a pasear por las calles del centro.
Fue uno de los momentos que más disfruté de todo el viaje. Y ahora lo recuerdo como un sueño. La luz del amanecer, templos asomando en cada esquina, niños rezando, flores, rojos y naranjas vistiendo a los monjes, más colores, tienditas y cafeterías empezando a trabajar. A esa hora todo es un poquito más mágico. Pero shhh!! Secreto entre madrugadores :)

Algunos consejos si visitáis la ciudad:

-Id directamente al centro. Desde la estación de buses pagad máximo 150 baths en tuk tuk. Dad un paseo y quedaros con el hotelito o guest house que más os guste. Hay cientos y seguro que conseguís uno por muy buen precio!

-Dedicad un día a recorrer el sur. Está lleno de templos y ruinas. Nosotras lo hicimos en tuk tuk. Y después de negociar un poquito el precio que pedía al principio nos fue dejando en cada punto y esperaba el tiempo que quisiéramos.

- Visitad los Night Markets!